GUERRAS

Un regalo excepcional de Miguel Cruz Suárez… la decisión es una sola: ser víctima o combatiente y, como millones en esta isla, yo prefiero luchar.

Félix Edmundo Díaz.

LA BICICLETA

6048200966_a3ca531784_o

El contacto con la palabra ¨GUERRA¨, fue primero coloquial y hasta grato, cuando allá en mi primera infancia veía llegar a Pascual Guerra y su esposa Clarita Santa, con sus dos hijos que eran de mi edad y a quienes les habían tocado dos apellidos un poco simpáticos y contradictorios, si tenemos en cuenta que nunca me dejaban en paz, ellos eran simplemente los ¨hermanitos Guerra Santa¨. Aquello era causa de jocosidades en el entorno familiar y hasta escolar. Pero cuando pasaron los años y presté más atención a las noticias y a la vida en general, comprendí que la cosa no tenía mucho de bromas.

Al filo de mis seis años, estaba terminando la guerra de Vietnam y se hablaba mucho del tema, no logro recordar grandes detalles, pero si podría asegurar que fue mi estreno en la indagación infantil sobre el tema y parece que me explicaron bien…

Ver la entrada original 357 palabras más

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s