ANA BELÉN MONTES, UNA AMIGA ENTRAÑABLE DE CUBA. #Cuba #EEUU #PrisioneraDelImperio

Por Conte Nieves*

ANA BELÉN MONTES, una ciudadana estadounidense de origen puertorriqueño manifestó ante quienes la juzgaban en los Estados Unidos: “Honorable, yo me involucré en la actividad que me ha traído ante usted porque obedecí mi conciencia más que obedecer la Ley. Yo considero que la política de nuestro gobierno hacia Cuba es cruel e injusta, profundamente inamistosa, me consideré moralmente obligada de ayudar a la isla a defenderse de nuestros esfuerzos de imponer en ella nuestros valores y nuestro sistema político” … “… hemos hecho gala de intolerancia y desprecio hacia Cuba durante décadas. Nosotros nunca hemos respetado el derecho de Cuba a definir su propio destino, sus propios ideales de igualdad y justicia. Yo no entiendo como nosotros continuamos tratando de dictar… cómo Cuba debe seleccionar sus líderes, quiénes no deben ser sus dirigentes y qué leyes son las más adecuadas para dicha nación…”

Esta mujer valiente, leal y comprometida con Cuba que habló de esa forma en aquellos instantes, es una persona de profundas convicciones políticas; solo así se es capaz de poner en riesgo sus aspiraciones, desarrollo profesional y la propia vida, renunciando a todo. Ana Belén, es una revolucionaria que decidió asumir su compromiso de forma callada, silenciosa, clandestina. Esa es una de las opciones que tiene un revolucionario social para poder enfrentarse a la política ofensiva y agresiva de los gobiernos norteamericanos contra los gobiernos y pueblos progresistas y revolucionarios.

¿Puede alguien en el orbe decir que la política cubana hacia EE.UU. y sus aliados no es defensiva? ¿Quién es la víctima de una historia de acciones de sabotajes y muertes? ¿Es que los gobiernos y pueblos progresistas y revolucionarios no tienen derecho a defenderse y a contar con la solidaridad internacional? En el pensamiento de la derecha recalcitrante y conservadora norteamericana y la derecha internacional no hay espacio para defenderse. Ellos son los que califican qué es bueno y malo.

La respuesta a esa derecha conservadora es que decenas de personas en el mundo, como Ana Belén Montes, se sienten moralmente obligados a ayudar a la Isla. Cada cual escogerá la posición que estime conveniente para hacerlo y por ende asumirá las consecuencias de sus actos sin remordimientos y llenos de satisfacciones, por duro que sea el ensañamiento del enemigo. Siempre recordemos que, con Cuba, como con otros países progresistas y revolucionarios, el enemigo es implacable. Por eso castigaron con odio y rencor a los Cinco Héroes cubanos que lucharon contra el terrorismo en la Florida. Si hubieran sido israelitas o de alguna nacionalidad de país aliado, las cosas las hubieran valorado con otra óptica.

El 21 de septiembre de 2001, a sólo 10 días de ocurrido el desplome de las Torres Gemelas en Manhattan, Ana Belén Montes fue detenida por el FBI en su oficina en el edificio de la Agencia de Inteligencia de Defensa de EE.UU. (DIA), donde se desempeñaba como analista de inteligencia especializada en el tema Cuba. Fue acusada de entregar información clasificada a nuestro país y sancionada a 25 años de presión y cinco años de libertad supervisada.

Ana Belén se encuentra recluida en la prisión Centro Médico Federal, Carswell en Fort Worth, Texas, donde es identificada como la reclusa 25037-016. Este 21 de septiembre se cumplen 19 años de su detención e internamiento en prisión.

Llama la atención que en el Centro Médico Federal, Carswell, se prestan   servicios médicos y de salud mental a delincuentes del sexo femenino. Ana Belén no es una delincuente común y mucho menos una desajustada mental. Los propios oficiales del FBI que la interrogaron y el oficial de la Contrainteligencia de la DIA que la atendió la han reconocido como una mujer muy inteligente y estable psicológicamente. Con su ingreso en una cárcel de ese tipo, el gobierno norteamericano ha pretendido inducirle el desajuste y la demencia en condiciones de prisión.

Estando ya recluida en esta prisión fue operada de cáncer de mama. Ella es en estos momentos una mujer de 63 años. Que según los que la conocieron, siempre gozó de buena salud. A todos nos corresponde, una vez más ocuparnos activamente por la salud mental y física de Ana Belén Montes.

Las administraciones norteamericanas han insistido en comparar a Ana Belén Montes con otros espías que, por DINERO, MUCHO DINERO, han entregado información clasificada. No es el caso de Ana Belén Montes. No olvidemos que las motivaciones en los seres humanos son importantes e impulsan a hombres y mujeres a actuar; por eso ella, por sus convicciones y motivaciones sociales, asumió su responsabilidad y nunca ha mostrado arrepentimiento.

Hoy el pueblo estadounidense puede agregar a su historia, la actitud digna e indoblegable de Ana Belén. Ella se puso del lado de los pobres, del lado de los que sufren y padecen. Para algunos, dentro y fuera de Estados Unidos, este enfoque sobre el caso de Ana Belén puede resultar poco comprensible e incluso risible. Los invito a que en su fuero interno reflexionen de qué lado está la verdad. Y si son cristianos y consultan a Dios, el bendecirá a esta mujer y dirá que el Diablo acompaña a la derecha recalcitrante conservadora norteamericana y a la derecha internacional.

Digamos como se estila decir en Cuba ahora: #FuerzaAna que Cuba y los hombres y mujeres de buena voluntad del mundo están contigo.

Trabajemos para que Ana reciba en su celda en solitario, la admiración y la compañía de todos los que en el orbe deseamos hacer el bien; pero fundamentalmente, para que el pueblo norteamericano conozca su verdadera realidad.

Para satisfacción de Ana Belén Montes, el gran problema que tienen las administraciones norteamericanas y la derecha internacional es que, no hay fake news, ni medios mediáticos reaccionarios, ni armas, ni ejércitos, ni contrainteligencia ni inteligencia, que puedan detener el compromiso moral y la solidaridad con Cuba. Están vencidos. Y no podrán evitar que la imagen de Ana Belén recorra las ciudades del mundo como icono de la solidaridad con la Isla y con las causas justas.

*Colaborador de La Mala Palabra.

18/09/2020

2 comentarios en “ANA BELÉN MONTES, UNA AMIGA ENTRAÑABLE DE CUBA. #Cuba #EEUU #PrisioneraDelImperio

  1. Yo como cubano agradecido, me siento en el deber de hacer llegar a esta digna mujer de nuestra América, mi más sincero reconocimiento, a su valentía y desinterés personal, unido a un alto grado de sacrificio.
    Le digo a Ana Belén Montes, que ella ya ha escalado lo más alto de las cumbres americanas. Y, algún día el pueblo norteamericano, le rendirá tributo en nombre de la verdad y la libertad.
    Gracias Compañera…

    Me gusta

  2. Ana está presente en el corazón de cada Cubano dingno , diría que tu frágil figura de mujer se multiplica como una heroína y ejemplo de valor y dingnidad para los que luchan por el mejoramiento humano.

    Me gusta

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s