Exigimos a La Joven Cuba (LJC) que devuelva el nombre que usurpó al pueblo de Cuba

El olor de la traición no confunde…

Autor: Raúl Felipe Sosa

En el debate del sábado pasado dije que yo había sido cofundador de LJC; algunos se sorprendieron. Otros incluso me dijeron que esto no fue bien recibido por aquellos lares, donde parece que el “Omnipotente” Harold no está de acuerdo con mi versión. Bueno, realmente su opinión me importa poco: la historia él la conoce bien y a fin de cuentas LJC es una sola, la de Guiteras, la antiimperialista.

Este histórico nombre ha sido usurpado valiéndose de manipulaciones por un grupo que tiene como único objetivo entrar en la política cubana como una versión del Partido Demócrata en Cuba. O quizás como una versión cubana del mismo, allá en las entrañas del Imperio. La verdad no sé, porque esta gente dice poco de sus verdaderas intenciones.

Les contaré mi historia: es larga pero interesante.

Eran los primeros meses del año 2010 y yo había acabado…

Ver la entrada original 1.471 palabras más

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s