Evento asociado a la inmunización con PRS en #Cuba: Las vacunas no son el problema

En la tarde del pasado siete de octubre, una bebé de un año de vida llegó al Hospital Pediátrico de Centro Habana. Fue ingresada de inmediato. Apenas unas horas antes había recibido la vacuna triple viral PRS en el Policlínico Betancourt Neninger, del municipio de Habana del Este…

Santiago Arde

Por: Dianet Doimeadios Guerrero/Cubadebate

La PRS comenzó a aplicarse en el esquema nacional de vacunación en 1986. Foto: Natali Mis/ Shutterstock.

En la tarde del pasado siete de octubre, una bebé de un año de vida llegó al Hospital Pediátrico de Centro Habana. Fue ingresada de inmediato. Apenas unas horas antes había recibido la vacuna triple viral PRS en el Policlínico Betancourt Neninger, del municipio de Habana del Este.

Desde entonces, el doctor Roberto Álvarez Fumero graba en su memoria cada uno de los minutos transcurridos hasta hoy. “La primera paciente presentaba fiebre, vómitos, aumento de volumen en la zona donde se le puso la vacuna y un cuadro de shock tóxico. Requirió medidas de cuidados intensivos”, cuenta el reconocido pediatra cubano.

Ver la entrada original 2.023 palabras más

Camilo, una flor para nosotros.

¡Al fin está cantando el Benny!

Por Fidel Díaz Castro.

Es una de las madrugadas del 59; lo habían esperado hasta el colmo, pero nadie se fue, sabían que él llegaría a su Ali Bar, como siempre, con “el pico caliente” a despeñar el alma en su cristalina y desgarrada voz hasta el amanecer:

Hoy dedico mi canto a las madres

que sufren la ausencia

del hijo idolatrado

que valientemente cayera

defendiendo el sagrado derecho de la libertad

y a la patria que solemnemente jurara lealtad.

Termina la canción y el Benny se desconcierta, no hay aplausos: ¿Qué pasó? Pronto se da cuenta: alguien tose, hay sollozos, una mujer inclina la cabeza sobre la mesa, hay quien no puede contenerse y rompe en llanto; el público está conmocionado. Ha tocado el amor de madre, de la patria, y apenas ha terminado la guerra (si es que con el triunfo de la Revolución ha terminado). Hay un toque extra de estremecimiento: en el público hay un joven de 27 años y es uno de los grandes protagonistas de la epopeya, Camilo Cienfuegos.

Al terminar la presentación, el joven comandante va hasta el camerino, y su saludo es: “¡Benny, qué clase de canción hasta cantado!” -como si se conocieran de toda una vida. No es difícil imaginarlo tempestuoso, directo, llano, risueño, echando a un lado sus grados y su tempestuosa historia.

Así fue el estreno de “Rezo en la noche”, la anécdota la cuenta el propio autor Francisco Escorcia testigo excepcional; no hay detalles, si hablaron algo más, si se extendió el encuentro, no fue contado. Es posible que solo fuera un instante en el que dos de los más populares cubanos se encontraban, dos leyendas diferentes, con algo –o realmente mucho- en común: son amados por el pueblo porque del pueblo son.

Quien ha bajado hasta el hueco al fondo de la casa 228 de la calle Pocitos en Lawton, donde está el mínimo apartamento en que nació y se crió puede comprender por qué es Camilo de lo más humilde del pueblo.

Las primeras imágenes de la Sierra lo muestran con la ametralladora sobre el hombro, al más puro estilo hollywoodense; o haciéndole bromas al Che (el único que podía darse ese lujo), llegando al colmo en las transmisiones de Radio Rebelde, de la que ha quedado registrada la grabación en que intercambian mensajes en días decisivos de la invasión, y en tales circunstancias, como si jugando, Camilo le repite, excesiva y vertiginosamente, como de carretilla:

-Así que dime si me entiendes, dime si me entiendes, dime si me entiendes, dime si me entiendes… y te doy el cambio Che.

Y el hermano argentino, en tono calmado (no es difícil imaginarlo negando con la cabeza con leve sonrisa) le contesta:

-¡Atención, Columna 2, Columna 2! Camilo te entiendo perfectamente; se te ha rallado el disco, tienes que cambiarlo.

Las imágenes que nos quedan de él tributan a la leyenda: el triunfo del 1ro de enero representado por sus mandarriazos a la posta del campamento de Columbia, fortaleza central de la dictadura de Batista que el Comandante en Jefe le ordena tomar. La caravana de la victoria y las muchachas lanzándose al cuello del flaco del sombrero alón y la sonrisa franca; el discurso de las palomas y Fidel virándose hacia él: ¡Voy bien Camilo!

El cátcher del juego de los Barbudos, recibiéndole con maestría al Comandante, y la famosa frase (seguramente en tono jocoso) cuando lo invitan a jugar en el otro equipo: ¡Contra Fidel ni en la pelota!

Y en el clímax de una traición, su voz ronca y rajada retumba todavía hoy desde el balcón del Palacio Presidencial, declamando ante su pueblo, los versos de Bonifacio Byrne, dos días antes de su desaparición física:

Si desecha en menudos pedazos

se llega a ver mi bandera algún día

nuestros muertos alzando los brazos

la sabrán defender todavía.

La última es una foto en la que camina delante del traidor, otrora compañero de armas, que pretendía sublevar contra la revolución a la provincia de Camagüey. Solo con su autoridad moral se abrió paso entre los amotinados y le dijo a su jefe: Acompáñame que estás preso. Le dio la espalda y salió caminando.

Horas después, no quiso renunciar a un viaje de regreso en una avioneta Cessna, con anunciado mal tiempo.

Desde aquel 28 de octubre de 1959 el pueblo lo busca, y se busca en Camilo. Quizás por ello ese día llevamos una flor al mar, o al río, o a un estanque en la escuelita, a cualquier lugar… a fin de cuentas él está donde su pueblo, y esa flor en donde el Benny irrumpe a despeñar el alma en su cristalina y desgarrada voz hasta el amanecer:

Hoy dedico mi canto a las madres

que sufren la ausencia

del hijo idolatrado

que valientemente cayera

defendiendo el sagrado derecho de la libertad

y a la patria que solemnemente jurara lealtad.

Bienvenida esta recopilación de canciones y poemas que son otras flores para acercarnos a Camilo de su pueblo.

-Homenaje a Camilo Cienfuegos

CD1781

01_ A Camilo (Poema) Nicolás Guillén _Voz Nicolás Guillén

02_ Canto a Camilo (Guajira) Carlos Puebla _Carlos Puebla y sus Tradicionales

03_ Camilo (Samba) Luis Carlos Pérez _Grupo Nuestra América

04_ Habana- Camilo (Danzón) Electo Rossell _Ibrahim Ferrer y Orquesta Chepín

05_ Camilo Comandante (Canción elegía) Evelio Rodríguez _Evelio Rodríguez y Cuarteto Yaraví

06_ El retrato de Camilo (Canción infantil) Mirta A. y Gisela H. _Alén B. y Coro de niños

07_ Es Camilo (Canción) C. Torrente y E. Almanza _Lourdes Torres y Lourdes Besi 08_ Recordando a Camilo (Ranchera) D.R. _Mariachi Cuba

09_ Voy bien Camilo (Bolero canción) Orlando Laguardia _Ramón Veloz y Cjto. Los Sonoros

10_ Camilo en el mar (Canción) Jesús Moré _Jans V. Robira y guitarra

11_ Camilo (Instrumental) Frank Fernández _ Orq. Brindis de Salas, solista Dagoberto G. (violín)

12_Discurso del Comandante Camilo Cienfuegos (26 de Octubre de 1959)

Bonus track Rezo en la noche de Francisco escorcia por Benny Moré

El CD Nuestro canto, una flor. Homenaje a Camilo Cienfuegos se presentará en la peña Trovando de la EGREM a las 2 pm en el patio bar de los Estdios Areito de la EGREM (San Miguel y Campanario en Centro Habana) miércoles de 2 a 5 pm.

https://wp.me/p10AwN-hHl

Tomado de La Pupila Insomne.

Un “finde” para no olvidar. #SomosCuba

Por Félix Edmundo Díaz* @feddefe1917

Desde el jueves sabía que mi amiga Lisbet, sí la mismísima Lisbet Mendoza, viajaría el viernes a La Habana y, como mi esposa trabajaba ese día, decidimos que iríamos el sábado al encuentro de la familia de Matanzas; demás está aclarar que Lisbet es de Cuba y en su mente no caben los regionalismos, pero… es matancera y sé que sus coetáneos me entenderán.

Bueno, el sábado salimos mi esposa y yo a su encuentro llevando un presente “bebestible” para obsequiar que no consumir y después del “intercambio de regalos”, nos pusimos a conversar, en realidad, se pusieron a conversar ellas, Lisbet, Annia (también Mendoza, prima de Lisbet y, por ende matancera) y mi esposa, mientras “eu” que soy yo trataba de intercambiar dos frases con Tonito que lo único que hacía era brincar en la cama, hasta que encontramos un pasatiempo “ajustable” a los dos: jugar de manos… con patadas de Tonito incluidas.

Si no hubiera estado obligado a prestar atención a las embestidas del pequeño, quizá, podría describirles los temas del otro bando, aunque recuerdo haber escuchado algunas palabras: carteras, zapatos, sandalias, Tonito, artesanías, Barrio Chino, otra vez Tonito, en fin, confío en que todas y algunos lograrán llenar los “espacios en blanco”.

Ah! Recordé un tema al que le dedicaron varios (muchos) minutos y fue un cómico post de Lisbet sobre “las multas que les imponían a los maridos daneses cuando sus esposas no llegaban al orgasmo” y los comentarios derivados de este, particularmente, los de una fémina que trató de ensañarse con la amiga Lisbet y esta le bajó un zapatazo, de forma que las tres rieron buen rato de la frigidez ajena.

Cerca de las 8 y tanto, cuando yo ya estaba “apolimao” por Tonito, nos despedimos, Lisbet, Annia y Tonito nos acompañaron hasta la calle, allí nos despedimos otra vez (tod@s saben cuánto demoran las amigas en despedirse) y acordamos reencontrarnos sobre las 9:30 del domingo para dar una vuelta.

Al día siguiente, milagrosamente, mi esposa y yo salimos en tiempo (como regla soy yo el que se demora 😂😂😂) y en el trayecto llamé a Lisbet para informarle, repondiéndome esta que demorará un tilín porque debía llevar a Tonito al policlínico, pues se había pasado la noche tosiendo, y ya estaba allí el amigo Miguel Cruz Suárez para asistirles; le dije que yo estaba a cinco minutos y que “aguantara” al Migue a fin de materializar el añejo deseo de conocerlo personalmente.

Llegamos y por el pasillo lateral del inmueble apareció un hombre, “identificándonos” al instante, intercambiamos un par de frases, mencionando otra vez a Lisbet como “el eslabón aparecido”, y el Migue me preguntó si la llevaría con Tonito al policlínico, respondiéndole afirmativamente, lo que agradeció ya que tenía al yerno hospitalizado y el ventilador que le llevara el día anterior se había “quemado”… nada, cosas que nos pasan cuando saltamos de la cama con “dos pies izquierdos”.

Ahora no recuerdo si me despedí allí mismo de Miguel, pero sé que entré y Tonito estaba sentado en la cama, discursando una tos perruna que daba miedo.

Lisbet, semiatacada, se comunicó con el pediatra que sigue al niño y le repetía que había traído consigo la “farmacia” de Tonito menos la prepnisona, etc., etc. Como a cualquiera se le muere un tío, digo, cualquiera tiene un asmático en la familia, llamé a una prima y le pregunté si tenía el medicamento, su respuesta fue positiva y, a partir de ahí, todos “felices como lombrices” partimos en pos de las pastillas.

Por el camino les alerté que sería recibido con una bronca por haber olvidado llamar a mi prima en su cumple (como ella no tiene FB nadie me lo recordó), y mi alerta se materializó “a pie juntillas”, inmediatamente después de entregarme el blíster de prepnisona.

Tomé una tableta para partirla a la mitad, mientras en mis oídos replicaban disímiles epítetos lanzados cariñosamente por mi parienta.

Compartimos una natilla de chocolate recién hecha y partimos hacia el lugar en el que almorzaríamos, donde disfrutamos de un entrante de pizza de queso, una porción de pollo frito, bolitas y croquetas (de lo mismo), unas lascas de jamonada, un pedacito de queso y una panetela, acompañados de una cerveza… un secreto: Lisbet injustició a la mayoría de las croquetas y bolitas, no antes de cederle su pizza a Tonito.

Como era de esperar, al llegar los platos principales estos “viajaron” directamente al fondo de las jabitas, terminamos la misma cerveza del principio y partimos.

De camino a dejar a la family matancera, pasamos por la casa y las tres doñas, después de dar un periplo por el patio, se sentaron a intercambiar, Lisbet “puso” tablones con macetas de cactus, también una malla de sombra, contaron los frutos de las dos matas de maracuyá, los abejorros, las abejas, una mariposa y un zunzún, mientras Lisbet se tomaba un refresco de grosellas y Annia un whiskysito, del que me demoré más en preguntarle si quería, que ella en responder afirmativamente, y ni me pregunten de qué hablaron.

Pasada poco más de una hora, decidimos regresar a Lisbet, Annia y Tonito, quienes debían descansar antes del viaje hacia Matanzas, volvimos al cuarto y, tras el café (ya Lisbet sabe hacer café), nos despedimos con la promesa de vernos antes de fin de año y de ir a Matanzas para que nos lleven a Jaime (una localidad).

Besos y abrazos, el “llámame cuando llegues”, por suerte no cumplido porque llegaron a Matanzas a la 1:00 de la madrugada y un lunes de “amanecer feliz”… Tonito todavía con tos.

Fue un magnífico “finde”… como para no olvidar.

🤔🤔🤔 ¿Se me habrá quedado algo por contar?

*Editor de La Mala Palabra.

La repugnancia del gusano. #CubaEsSalud

Para Cuba entera: ¡Nada es más importante que un niño!


Por Félix Edmundo Díaz @feddefe1917

Cuando alguien osa tomar como escudo o bandera a un niño, es ya de por sí un ser despreciable, mas cuando esa acción la realiza usando la muerte de ese crío, la repugnacia por la vileza adornada aflora y el rechazo ha de ser inmediato y aplastante.

Por ello les comparto las sentidas palabras publicadas por el amigo Miguel Cruz Suárez en su muro de FB, las que asumo como propias.

Ver artículo completo en http://bit.ly/35IOFLY

Los que así obran son traidores y apátridas, insensibles gusanos que han de ser aplastados por el peso de las botas del pueblo.

Este es el sentimiento del pueblo cubano.

*Editor de La Mala Palabra.

“Siempre duelen” #NoHayRevolucionSinPoesía (X)

Por Félix Edmundo Díaz* @feddefe1917

He de reconocer que incumplí el compromiso, realizado la pasada semana, de regalalarle tres poemas para el principio, la mitad y el “finde”, mas sé que entenderán que debí emplear el escaso tiempo a fechas inolvidables y acontecimientos de imprescindible cobertura.

Hoy regreso a mi promesa de compartirle poemas cariñosamente “robados” al amigo Tatu a fin de que los disfruten… uno cada vez.

“Siempre duelen”

Amiga,
Como atraídas por la gravedad caen las palabras en esta hoja,
Aunque más que palabras,
Son el retrato literal
De caprichosos pensamientos
Amantes del insomnio,
Son el paisaje onírico
De una mente cansada
De evitar estos obstáculos
A los que llamamos sentimientos.

Amiga,
Llevo una vida navegando
Por distintos corazones y almas,
He sido el bueno y he sido el malo
Y también ese del famoso cliché:
Del perdedor que lo tuvo todo
Y no lo supo apreciar.

Y ya!
Cansado de tropezar, de delirar
Y de naufragar en mis viajes,
He decidido encerrar bajo llave
A este desnudo corazón,
Que sin lamer sus heridas,
Bombea el venenoso pasado
Que hoy corre por sus venas.

Amiga,
No sé por qué no miras hacia mí
¿Será que no me ves? ¿O no lo ves?
De la forma en que te miro,
Te abrazo o beso tu mejilla
Mientras mis labios solo desean
Vivir en ella,
Y morir en tu boca,
Quizás, sintiendo el deseo
De sumergirme en tu mirada,
Cuanto más cristalina, trasparente y vulnerable,
Y poder extirpar de ti
Todos esos problemas
Que oscurecen tu alma.

Amiga,
Ambos tenemos heridas
Que no vemos, pero sí sentimos,
Algunas ya cicatrizadas
Y otras en proceso, y por más que lo neguemos,
Siempre duelen
Y aunque sus recuerdos estén rotos Nunca han muerto,
Por eso, sin saber qué quiero
Te lo cuento,
Porque al estar contigo,
No las siento.

Tatu, octubre de 2019.

*Editor de La Mala Palabra.

#SantiagodeCuba: ¿Por qué José Daniel Ferrer García se encuentra en prisión? #PrisiónParaFerrer

Esta es la verdadera historia de “Pedro Navaja”, digo, de José Daniel Ferrer que es un delincuente de verdad y por eso está preso… lo demás son chillidos de gatas en celo… con el perdón de las gatas.

Santiago Arde

Por  Scarlett Lee

El contrarrevolucionario José Daniel Ferrer García, líder de la des-organización Unión Patriótica de Cuba (UNPACU), se encuentra en prisión desde el pasado 1ro de octubre.

Desde ese momento la contrarrevolución interna pretende desarrollar en las redes sociales, principalmente utilizando Twitter, una campaña a su favor, a la que se suman descaradamente la Embajada americana en nuestro país, el Departamento de Estado de los EE.UU, políticos enemigos de la Revolución y el pueblo cubano como Marco Rubio, Mario Díaz-Balart y no podía faltar el más cínico de todos: Luis Almagro o “Almugre”.

Si usted se preguntaba la razón por la que finalmente está preso aquí la tiene: el pasado 20 de septiembre Ferrer García con el apoyo de 3 de sus “secuaces” le propinó una paliza al holguinero Sergio García González por supuestas sospechas en su contra.

Ver la entrada original 253 palabras más

La Crisis de Octubre. #CrisisDelCaribe

Por Félix Edmundo Díaz* @feddefe1917

Sobre este episodio se ha escrito mucho y las frases del collage que acompaña a estas notas son suficientes para demostrar el impacto del momento, sin distinguir otro credo que el de la justicia.

La Crisis de Octubre, del Caribe o de los misiles, como también se le conoció, fue uno de los eventos que marcó profundamente la historia de la Cuba revolucionaria, cuando el pueblo entero, respondiendo al llamado de Fidel a las armas, demostró que su disposición de vencer o morir no era una consigna, sino un sentimiento enraizado en lo más profundo del alma de cada hombre o mujer de esta isla.

Sobre ello vale recordar, otra vez al Che, quien escribió: “Es el ejemplo escalofriante de un pueblo que está dispuesto a inmolarse […] para que sus cenizas sirvan de cimiento a sociedades nuevas […]”

En homenaje a este pueblo y a los hombres y mujeres que se hallaban en la primera línea de combate, les compartiré unas palabras.

El autor de estas palabras ya falleció y ellas, junto a otras notas, esperan por las manos virtuosas (no las mías) que, quizá, las conviertan en libro.

Mientras, con la venia de los familiares, quienes solo pidieron no mencionar nombres, y con sumo respeto les comparto estas brevísimas líneas sobre esos días:

“[…] esta crisis se inició la noche del 26 de julio de 1962. Protegimos el primer grupo de militares soviéticos que montarían, entre otros objetivos, las bases de cohetes atómicos.

A partir de ese día hasta la culminación de la crisis tuvimos una misión muy delicada: recibir, custodiar y trasladar los cohetes atómicos que entraron por Orozco, Pinar del Río. Durante un tiempo solo dos oficiales cubanos estábamos en el lugar […] Era extenuante. Nos dormíamos de pie al sol.

La compartimentación fue extrema.”

Han pasado 57 años y la voluntad de resistir, luchar y vencer no solo sigue intacta, sino que se ha robustecido.

Este es un pueblo de mambises, guerrilleros y clandestinos, y por ello nuestro Presidente sentenció: “No dudaremos en usar los machetes si faltaran lo fusiles.”

*Editor de La Mala Palabra.